ES:Volcanalia

From NovaRoma
(Difference between revisions)
Jump to: navigation, search
m (translate templates)
 
Line 1: Line 1:
{{LanguageBar | Volcanalia }}
+
{{LanguageBar|Volcanalia}}
  
[[Category:Nova Roma (Español)]]
+
{{Translate|DE}}{{Translate|EN}}{{Translate|EO}}{{Translate|FR}}{{Translate|HU}}{{Translate|IT}}{{Translate|PT}}{{Translate|RO}}{{Translate|RU}}
  
{{Translate|EN}}
 
  
 
'''EL FESTIVAL DEL FUEGO Y LOS VOLCANES'''
 
'''EL FESTIVAL DEL FUEGO Y LOS VOLCANES'''
Line 47: Line 46:
  
 
Por [[Fabius Salix Lucentinus (Nova Roma)|Fabius Salix Lucentinus]] y Marcus Salix Saverius
 
Por [[Fabius Salix Lucentinus (Nova Roma)|Fabius Salix Lucentinus]] y Marcus Salix Saverius
 +
 +
[[Category:Nova Roma (Español)]]

Latest revision as of 00:21, 9 February 2014

 Home| Latíné | Deutsch | Esperanto | Español | Français | Italiano | Magyar | Português | Română | Русский | English

Bitte hilf mit, diese Seite ins Deutsche zu übersetzen! Danke!
Can you help by translating this page into English? Thanks!
'
Pouvez-vous nous aider à traduire cette page en français? Merci!
'
Puoi aiutarci traducendo questa pagina in Italiano?
Você poderia ajudar traduzindo esta página para o português?
'
'


EL FESTIVAL DEL FUEGO Y LOS VOLCANES

El 23 de Agosto se celebra la Volcanalia o Vulcanalia: Un ritual en honor del dios Vulcano, dios del fuego, gobernante de los volcanes y patrón de las forjas.

A pesar del calor que suele hacer en Roma en verano, muchos ciudadanos se reunían en el Foro o en sus casas para celebrar este ritual. Con él se protegían de los incendios, de los volcanes y los terremotos honrando a Vulcano. Como el ritual exige encender fuegos, el templo de Vulcano lo pusieron en el Campo de Marte, fuera de la ciudad (al parecer aprendieron esta lección por las malas)

Para los que queráis honrar a Vulcano y protegeros de incendios, volcanes y terremotos el ritual sería así:

"El ritual consiste en asar un pescado y ofrecérselo a Vulcano.

Como siempre en Roma, el ritual debería realizarlo si es posible el padre de familia, que es el sacerdote del hogar.

El tipo de pescado es indiferente. Tal vez usasen más el de río por la proximidad al Tíber de los escogidos que viviesen en la capital. Pero los que vivieran cerca del mar usarían pescado marino.

La tradición dice que el pez debe estar vivo cuando se arroje al fuego. Pero para contrarios a los sacrificios cruentos, el pescado puede estar muerto.

Lo que sí debéis hacer es asarlo, dejar que la grasa y la piel se consuman bien y no comer estas partes, pues son las que se ofrendan al dios.

Si queréis comeros el resto, no hay problema.“

¡Ya sabéis, de vosotros depende que no se os pegue fuego a las casas o que no entre en erupción otro volcán o que no haya un terremoto!

Lamentándolo mucho, y como casi siempre, no nos ha llegado la forma exacta del ritual ni la oración que hay que pronunciar durante el mismo. Sólo tenemos lo que se hacía.

Al hablar de rituales romanos es importante explicar conceptos como "impiedad", “expiación”, "vicio en el ritual", etc.

¿Recordáis la peste de Tebas en “Edipo”? Bien, él no hizo mal ningún rito, pero estaba viviendo en impiedad. Digamos que era impío de la mañana a la noche y un día tras otro, por lo que los dioses lo castigaron con la peste sobre su ciudad. Estas cosas se solucionaban condenando al impío a lo que dictaminasen los oráculos y purificando luego la ciudad, que había quedado impregnada de sacrilegios.

Otro ejemplo sería el emparedamiento de las vestales que rompían el voto de castidad. Era una expiación para salvar la ciudad, que sufriría por la impiedad de una sola mujer. A ella se la enterraba viva para no romper el tabú de hacerle violencia a una vestal y a él lo mataban directamente.

¡Ojo! No se trata de una expiación por los pecados porque, de entrada, en el paganismo pues no hay concepto de pecado. Por ejemplo, la cólera de los dioses discrimina poco entre inocentes y culpables.

Los ritos eran válidos y los dioses escuchan siempre, pero sólo si se hacen de forma correcta. Si un rito se realiza de forma incorrecta (tiene un “vicio”), puedes esperar que los dioses no te escuchen. Y si es un vicio muy ofensivo, quizá las cosas se te vuelvan adversas, pero sólo por lo relacionado con ese rito. ¡En Pompeya probablemente realizaran mal la Vulcanalia!

No creo que cometamos impiedad por no cumplir bien los ritos en nuestra época, pues seguramente los dioses son conscientes de la evolución social e histórica y de la imposibilidad de muchos rituales a fecha actual. Hay que adaptarse a las nuevas exigencias, pero respetando. Si se hace con voluntad y con creencia y convencimiento, ningún rito puede salir mal tras más de mil quinientos años de abandono y con lagunas que imposibilitan la exacta reconstrucción. No podremos saber qué se decía en esta oración pues no tenemos ningún registro. No somos nosotros los culpables

Un último apunte: A alguno le parecerá que la Vulcanalia se parece sospechosamente a un picnic familiar multitudinario en verano, en el campo de Marte con "pescaíto asao".

Bueno, los romanos se tomaban muy en serio hacer bien estos ritos sin risas ni coñas. La salud propia y la de la ciudad dependían de ello. Pero también fueron siempre un pueblo eminentemente práctico :-D

Por Fabius Salix Lucentinus y Marcus Salix Saverius

Personal tools